Publicado el 2021-02-16 en Educación Continua por Sin asignar...

La inteligencia emocional como herramienta clave en el crecimiento profesional

Por Andrea Michelle Aceves Hernández

 

Actualmente, cada vez es más notoria la necesidad de tener una educación más allá de la que implica una licenciatura. Agregar diplomados, talleres y cursos profesionales a nuestro currículum nos brindará ventajas ante la competencia laboral cada vez más fuerte.

 

 

Una herramienta clave en el crecimiento profesional, y no menos importante, es la inteligencia emocional. Podemos definirla como “la capacidad de la aceptación y la gestión consciente de las emociones teniendo en cuenta la importancia que tienen en todas las decisiones y pasos que damos durante nuestra vida…” (Martín, 2018).

 

Por ende, para tener un desempeño óptimo en el campo profesional en el que nos desarrollamos, no dependerá únicamente de nuestra preparación académica de nivel superior, pues, la forma en que te relacionas contigo y con las personas del medio puede marcar un reto superlativo o un impulso de acuerdo a nuestra inteligencia emocional.

 

La nueva forma de ser inteligente

En un mundo que exige más emocionalmente, la inteligencia debe abarcar más ámbitos que solo la capacidad de abstracción y lógica, también debe incluir cualidades emocionales y sociales. Es tal su importancia que, desde décadas atrás, las empresas tuvieron que tomar la decisión de agregar a sus procesos de reclutamiento pruebas psicométricas, recalcando la eficacia de una buena salud emocional en sus colaboradores.

 

Los pilares de la inteligencia emocional

La inteligencia emocional no solo nos ayuda a entender de qué manera podemos influir estratégicamente sobre nuestras emociones, sino también en nuestra interpretación de los estados emocionales de los demás. Por ello, es importante analizar los pilares de la inteligencia emocional:

 

1.- El conocimiento emocional. Una de las ideas que perjudican más el crecimiento emocional es la idea de que no debemos confiar en nuestras voces y percepciones interiores, ya que pueden hacernos dudar de nosotros mismos (Cooper, 1997). El conocimiento de nuestras emociones nos permite analizar correctamente qué es lo que estamos experimentando para ser honestos con lo que sentimos y así serlo también con los demás.

 

2.- Energía o autocontrol emocional. La palabra emoción viene del verbo en latín emovere, que significa retirar o desalojar de un sitio, hacer mover. (Teruel, 2013). Lo que significa este concepto en la inteligencia emocional es que es necesario mover las emociones de adentro hacia afuera, permitiendo expresarlas en un proceso sano y empático.

 

3.- Alquimia emocional. Trata de la capacidad de convertir las percepciones negativas en puntos de fortaleza y crecimiento al momento de manejar nuestras emociones (Bennet-Golleman, 2019).

 

 

El rol de las universidades en la inteligencia emocional

Las distintas instituciones educativas en el estado de Michoacán, en sus diferentes niveles académicos, tal como la Universidad Latina de América (UNLA), en atención a esta necesidad cada vez más latente en el mercado laboral, han implementado en sus ofertas académicas cursos cortos, talleres y diplomados que le ofrezcan a los participantes los conocimientos y las herramientas que les permitan la mejor integración y desarrollo de su salud emocional, brindando una capacitación en el ámbito de la inteligencia emocional para su uso personal y profesional.

 

El correcto desarrollo psicosocial y de la inteligencia emocional se da en distintas etapas de la vida del ser humano, por ello, en la UNLA se encontrarán programas que forman a los profesionistas del campo de la salud y de los distintos ámbitos profesionales en áreas desde la primera infancia hasta su rol en una empresa como colaborador o líder de la misma.

 

Entre estos programas se encuentran, en la oferta de Primavera 2021, el Diplomado en Neurodesarrollo y Estimulación Temprana, que formará a los distintos particípes en la primera infancia del ser humano para que los infantes tengan un correcto desarrollo psicosocial, intelectual y motriz para su vida diaria. Asimismo, se encontrará el Taller de Inteligencia Emocional, que permitirá el correcto manejo de las emociones en cualquier ámbito: personal, interpersonal o laboral. Además, se encontrarán cursos cortos que le ofrecerán al participante las herramientas para aprovechar al máximo su potencial en su rol dentro de una empresa, ya sea como colaborador o como líder con personas a su cargo, en temas como: Desarrollo del Potencial Humano en las Organizaciones, Liderazgo Empresarial y Competencias Directivas. Por último, se ofertarán cursos cortos específicos para sobrellevar el estrés que se maximizó a raíz de la pandemia ocasionada por el COVID-19, tal como: Primeros Auxilios Psicológicos y Estrategias Básicas para el Manejo del Estrés.

 

Las emociones han sido un tema controversial y tergiversado en el desarrollo del ser humano, pero momentos como la pandemia ocasionada por el COVID-19 son los que denotan de manera impactante la importancia de la correcta preparación en el manejo de las emociones. Por ello, es importante estudiar programas que nos apoyen en este proceso, en la búsqueda de una salud emocional que nos permita desenvolvernos de la mejor manera con nosotros mismos y los demás, ya sea con amigos, familiares o colaboradores. Asimismo, este tipo de programas ofrecen herramientas y conocimientos para aplicarlos en nuestras actividades profesionales, de tal manera que se puedan alcanzar los objetivos y las metas trazados en nuestros negocios o empresas.

Compartir:

Comentarios ()

Otras entradas

Inicia tu proceso de admisión
Lago UNLA