Publicado el 2021-03-10 en Licenciatura y Licenciatura en Turismo

El rol de la mujer en la industria del turismo

Por Edy García Villaseñor

 

Las mujeres a lo largo de la historia nos hemos visto en una lucha constante por ser reconocidas y valoradas en todos los ámbitos, principalmente en lo social y lo laboral. Muchas veces se ha recalcado que el turismo es una industria donde se promueve la equidad de género y el empoderamiento en las mujeres, ya que podemos encontrar trabajos y ser emprendedoras, pero según el Global Report on Women in Tourism el 54% de las personas que trabajan en el sector turismo son mujeres que ganan 14,7% menos que los hombres. 

 

 

Si bien somos un sector para el que las mujeres representamos un rol muy importante, no siempre se nos otorga el reconocimiento adecuado. Los puestos de alto rango o niveles gerenciales normalmente no son encabezados por una mujer y aunque existen casos en donde podemos encontrar una secretaria o ministra del turismo, tenemos que reconocer que son muy pocos globalmente. 

 

Antecedentes del reconocimiento de la mujer en el turismo

 

A lo largo del tiempo, las mujeres han participado en el sector turístico, normalmente en trabajos que no son bien remunerados, en la hotelería, gastronomía o en cualquiera de los giros relacionados al sector. 

 

En el año 2007, el lema por el Día Mundial del Turismo fue: “El turismo abre las puertas a las mujeres”.  Tres años después, en 2010, se publicó la primera edición del Global Report on Women in Tourism, el cual es un estudio que busca resaltar la importancia de la mujer en el turismo en áreas como empleo, liderazgo, emprendimiento, comunidad y educación. Este reporte publicó su segunda edición en el año 2018.

 

Turismo rural como oportunidad para la equidad de género

 

La Agenda de Desarrollo Sustentable 2030 en su plan de acción a favor de las personas, el planeta y la prosperidad, que también tiene la intención de fortalecer la paz universal y el acceso a la justicia, nos plantea diecisiete objetivos, los cuales se elaboraron en más de dos años de consultas públicas, interacción con la sociedad civil y negociaciones entre los países. Ahí encontramos que el objetivo número cinco hace referencia a la equidad de género, y tengo que hacer hincapié en esto, ya que no podemos lograr un desarrollo sostenible si no existe equidad de género, la cual necesitamos para poder obtener trabajos dignos donde podamos desarrollar todo nuestro potencial como licenciadas en Turismo. 

 

Como ya sabemos en 2020, el lema por el día mundial del turismo fue: “Turismo y desarrollo rural”, con esto se pretende impulsar a las comunidades turísticamente para mejorar la calidad de vida de sus habitantes. Pero también es una oportunidad para que más mujeres se integren a la industria turística, ya sea a través de programas como el de “cocineras tradicionales”, por medio de sus artesanías o emprendiendo con negocios de alojamiento para el turista.

 

Asociaciones y programas

 

En México podemos decir que tenemos cosas buenas que destacar, como lo son las diferentes asociaciones para las mujeres en la industria turística:

 

Como la AFEET, Asociación Femenil de Ejecutivas de Empresas Turísticas de la República Mexicana, A.C., quienes fomentan la unidad, la amistad, las alianzas y el networking entre sus socias. También encontramos a AMEXME, que es la Asociación Mexicana de Mujeres Empresarias A.C. 

 

No nos podemos olvidar de los programas que apoyan al emprendimiento de la mujer como: Mujeres Moviendo a México (programa a cargo del INADEM para el desarrollo profesional y personal de la mujer); Programa de Desarrollo Comunitario Para Mujeres, que busca fortalecer las capacidades de la mujer desde una perspectiva personal para empoderarla, (consiste en talleres con temas como la toma de decisiones y el desarrollo de habilidades para el sector turístico).

 

Asimismo, existe el Programa de Mujeres Emprendedoras por parte de FONATUR, el cual busca brindar a las habitantes de diversas comunidades de todo el país las herramientas necesarias para crecer y potenciar sus habilidades para que puedan integrarse con sus productos a la industria turística.

 

Por último, me gustaría agregar que si bien, todavía nos falta mucho por hacer con respecto a nuestros derechos laborales como mujeres, estamos cada día un paso más cerca para poder conseguirlo. Gracias a todos los movimientos feministas, a las asociaciones civiles y a los programas antes mencionados, hoy por hoy podemos aspirar a obtener puestos de liderazgo y de alto rango, así como también a emprender y poder ser dueñas de nuestros propios negocios. 

 

Compartir:

Comentarios ()

Otras entradas

Inicia tu proceso de admisión
Lago UNLA