Publicado el 2022-04-20 en Vinculación Y Formación Social

Corazones volUNLArios

Por Ana Yamil Ochoa Santana

Jefa de Vinculación y Formación Social en la UNLA

 

¿Recuerdas la emoción que te generaba el 30 de abril? ¿El saber que tendrías un festejo, que en la escuela no habría clases y el día se dedicaría a jugar, a tener un convivio y platicar con tus compañeros y compañeras; que al llegar a tu casa seguirías jugando con tus amistades o que probablemente irías al cine, o por una pizza con tu familia?

 

Sin duda alguna, era una fecha llena de alegría y festejo. No obstante, con el paso de los años comenzamos a disfrutarla desde otra perspectiva, y probablemente comenzaste a cuestionarte qué podías o puedes hacer para que las pequeñas y pequeños disfruten al máximo sus celebraciones.

 

 

Es importante mencionar que cada país tiene un día distinto para celebrar el Día de la Niñez, pero, a pesar de ello, todos coinciden en algo: la fecha está dedicada a reafirmar, reconocer y fortalecer los derechos de las infancias, es un día para promover y procurar el bienestar y desarrollo integral de niños, niñas y adolescentes (NNA) de todo el mundo, principalmente, mediante actividades recreativas. 

 

Como sociedad, muchas veces se nos olvida darle voz a nuestras niñas y niños, pasamos por alto que son sujetos de derecho, que tienen autonomía y libertad de decidir, que debemos respetar sus cuerpos, procesos de desarrollo y aprendizaje. El 30 de abril siempre es un gran día para recordarlo y llevarlo a la práctica. 

 

Cuando pensamos en infancias, lo primero que se nos viene a la mente son dulces, juguetes, cosas coloridas y divertidas, así como juegos, risas, alegría y una pila inagotable. Sin embargo, a fin de mantener esta última característica, es necesario que estén presentes factores como una buena alimentación, ropa, calzado, educación, salud, recreación, entre otros. 

 

Es por ello que en el área de Vinculación y Formación Social te invitamos a contribuir a la formación integral y bienestar de nuestros niños y niñas, ya sea participando como volUNLArio o volUNLAria en las actividades recreativas que llevamos a cabo, o donando alimentos no perecederos, además de ropa, juguetes y calzado en buen estado para los pequeñines más vulnerables. Hagamos que todos los días de los NNA estén llenos de amor, cariño, risas y juegos; pero, sobre todo, de respeto y bienestar.

Compartir:

Comentarios ()

Otras entradas

Inicia tu proceso de admisión
Lago UNLA