VISITA A LA UIA

 

 

Con motivo del Aniversario número cincuenta del Departamento de Derecho de la Universidad Iberoamericana (UIA), Campus Santa Fe, en la ciudad de México se efectuaron unas Jornadas académicas.  El 28 de enero del presente año se llevo a cabo la investidura del ahora doctor “Honoris Causa” Efraín González Luna, por su trascendente vida profesional dentro de dicha Institución; en acto solemne tuvo participación el condecorado a través de un profundo discurso jurídico.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Al término de lo descrito con antelación dio inicio el ciclo de conferencias. Los estudiantes y profesores de la carrera de Derecho de la Universidad Latina de América que asistimos a dichas Jornadas académicas, estuvimos en las diversas mesas de trabajo que se realizaron;  en las tres mesas se abordaron tópicos de suma importancia, a saber: los Derechos humanos, la Jurisprudencia y la Enseñanza del Derecho.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


  

 

Los Derechos humanos han adquirido una fuerza impactante en nuestro entorno, y es necesario mencionar que aunque en todos lados se habla de ellos muy pocas personas realmente saben cual es el marco de los Derechos Humanos y todo lo que va implícito dentro de los mismos. Así, la UIA  observando la grandeza de este tópico y el interés que despierta dentro de la sociedad, decidió darle un espacio dentro de sus Jornadas. Esta mesa estuvo compuesta por tres expositores: Efraín González Morfín, Santiago Corcuera C. y Jaime Ruiz de Santiago.

 

Efraín González Morfín, Doctor honoris causa, comenzó su exposición haciendo una equivalencia entre los Derechos humanos y Derechos de la naturaleza humana, concluyendo que son sinónimos. Continuó haciendo una diferenciación entre el Derecho:

· Objetivo considerado como un bien y entendiéndolo con la analogía.

· Normativo (la norma jurídica), El Estado es el encargado de dar abundancia y calidad de leyes.

· Subjetivo entendido como facultad dentro de la naturaleza humana.

 

El Doctor González Morfín hizo esta distinción porque dijo que es necesario entender al Derecho desde estos tres puntos,  para comprender lo que se trata de abarcar con los Derechos humanos. Prosiguió diciendo que la naturaleza es una realidad intrínseca propia, por lo cual es la esencia del ser; llegando así a la conclusión que se puede tener una cognoscibilidad a diferentes niveles. Los derechos personales son interdependientes de los derechos naturales, indicó González Morfín, ya que estos últimos tienen un carácter moral, el cual es protegido por el Derecho para regular la justicia.

 

El Licenciado Santiago Corcuera C. tocó el tema del Derecho a defender; dijo que es necesario defender los derechos del inculpado, establecidos en el artículo 20  constitucional, atendiendo a los derechos humanos. Destacó puntos como:

· El Estado tiene la obligación de proveer de un defensor a un inculpado.

· Habló de una dimensión social de los Derechos Humanos.

· El derecho del abogado, es decir, no permitir el hostigamiento sin defensores.

 

Jaime Ruiz de Santiago, con el objetivo de abordar la importancia y fundamento de los Derechos humanos, dividió su exposición en tres puntos; a saber:

  1. Por qué han revolucionado la concepción del Derecho.

Aquí dio un preámbulo de la transformación que se ha dado conforme a la transformación del Derecho. Dijo que actualmente el Derecho Internacional ha causado un gran impacto en esa definición, ya que pone a los Estados soberanos sobre los individuos, olvidando que existe una reciprocidad entre ellos. Propuso que la vida internacional debería recoger las exigencias de los  individuos más necesitados y vulnerables. Así hace referencia a la Declaración Universal de los Derechos del hombre y del ciudadano, apuntalando el impacto que han tenido en el Derecho Internacional.

 

  1. Textos clásicos.

Comenzó este tema haciendo la aclaración de por qué se les llama textos clásicos, pero que ese no era el problema central, más bien era que todo mundo citaba estos libros y que muy pocos los habían leído. Enuncia obras importantes para los Derechos humanos, tales como:

-Declaración de los Derechos Humanos en la que se justifica la adopción de los mismos.

-Tratados en los que se establecen valores y principios.

-Tratados en los que se fundamenta la dignidad y valor de la persona humana.

 

  1. Conclusiones.

“El Derecho es  esencial pero no autosuficiente, ya que se debe fijar en valores subjetivos (como el amor)”  y es ahí en donde entran los Derechos humanos. Los Derechos humanos traen:

·        Consecuencias para la Ciencia del Derecho porque tienen que ver más allá de lo dicho del Estado que es el bien común.

 

El tema fue tomado desde diferentes ámbitos y pudimos escuchar un ámbito teórico de los Derechos humanos, un marco práctico y uno social. Por lo anterior, fue una actividad muy interesante y a la vez completa, en la que se pudo llegar a entender, en un mejor punto, todo lo que abarca la frase Derechos Humanos. Así mismo, podemos concluir que aunque en nuestro país se pretende luchar por defender a los Derechos humanos nos hace falta mucho camino por recorrer. Y, aunque suene un poco trivial,  es a nosotros los jóvenes a los que nos tocará establecer y regular instituciones que defiendan tales Derechos.

 

En la segunda mesa, tuvimos oportunidad de escuchar las interesantes disertaciones de los ministros José de Jesús Gudiño Pelayo y Mariano Azuela que disertaron sobre “La Jurisprudencia y la compatibilidad con la Fórmula Otero”. Se manejó sobre la obligatoriedad de la jurisprudencia y la necesidad de fortalecerla; además, se planteó que el nuevo proyecto de la Ley de Amparo propone la procedencia contra los actos que violen los derechos humanos.

 

Sin duda, llamó la atención del auditorio la propuesta de cambio que puede emprenderse, a corto plazo, de derogar el principio de relatividad de las sentencias de amparo, conocido como "Fórmula Otero" y contenido en la fracción II del artículo 107 constitucional. Los ponentes precisaron que en el amparo contra leyes es necesario que las sentencias estimatorias tengan efectos erga omnes; sin embargo, una sola sentencia no puede tener tal efecto  trascendental, pues puede incurrirse en algún error. Los ponentes especificaron que cuando la jurisprudencia declare que una ley es contraria a la Constitución, tal jurisprudencia debe ser obligatoria para todas las autoridades y dicha ley no aplicarse; así, se le priva al ordenamiento de eficacia legal, sin derogarlo o abrogarlo. Los ponentes, también, aludieron que el efecto de la jurisprudencia que declare a una ley inconstitucional debería ser retroactivo para destruir todos los actos de aplicación o no de la ley.

Los ministros opinaron que sí la jurisprudencia del Pleno de la Suprema Corte ya es obligatoria para todos los jueces y tribunales, no es extraordinario que sea obligatoria para todas las autoridades; por supuesto, para lograr la eficacia de esta proposición es necesario que se haga conocer por todos los medios la jurisprudencia y se cuente con mecanismos para obligar a las autoridades a acatar tal jurisprudencia.

 

Finalmente, en la tercera mesa intitulada “Enseñanza del Derecho”  escuchamos las interesantes reflexiones del Dr. Fernando Serrano Migallón, el Mtro. Raúl González Schmall y el  Dr. José de Jesús Ledesma Uribe acerca de los conceptos de “enseñanza” y “Derecho”. La enseñanza concebida no sólo como la posibilidad, a través de métodos y técnicas, de propiciar el desarrollo de la capacidad intelectual, sino como la aptitud de formar integralmente a la persona; el Derecho, caracterizado por ser indiscutiblemente una ciencia social, que permite la comprensión del deber ser, o sea, hacia donde debemos dirigir la conducta y la voluntad; además, de estudiar el equilibrio entre la conducta social y la norma.

 

En México, la tradición en la enseñanza del Derecho es compleja; simplemente, durante el S. XIX, la Jurisprudencia era la ciencia desarrollada por las elites (los jueces); mientras que en el S. XX, se tecnificó y democratizó la instrucción del Derecho, fortaleciéndose y fundándose claustros para lograr la enseñanza de éste.  En el S. XXI, la gran interrogante es ¿cómo debe ser la enseñanza del Derecho? Al respecto, los ponentes coincidieron que no basta con “actualizar la curricula”, se requiere replantear el perfil del conocedor del Derecho desde los diversos paradigmas que nos enfrenta la contemporaneidad.