CAJEROS AUTOMÁTICOS

 

¿Qué es el cajero automático?

 

Es un equipo automatizado con el que se maneja tanto la recepción como la entrega de dinero en efectivo; se realizan consultas de saldos y algunas operaciones sobre los diferentes servicios que ofrece una institución bancaria, entregando al usuario un comprobante de la operación en un mínimo de tiempo.

 

Gracias a un cajero automático se pueden utilizar algunos de los servicios que ofrecen los bancos, pero sin tener que visitar la sucursal. Un cajero automático está disponible las 24 horas del día, los 365 días del año.

 

Los servicios que éstos ofrecen varían de acuerdo con cada banco y el tipo de cuenta de cada usuario, pero los servicios comúnmente utilizados son:

  1. Retiro de efectivo
  2. Consulta de saldos
  3. Consulta de últimos movimientos
  4. Depósitos
  5. Pago de tarjeta de crédito
  6. Transferencia de fondos

 

¿Cómo se utilizan los cajeros automáticos?

 

Sólo se inserta la tarjeta de crédito, débito o acceso, se digita una clave personal conocida como NIP (Número de Identificación Personal) y se siguen las sencillas instrucciones que aparecerán en la pantalla y que llevan al usuario de la mano para realizar las operaciones que desea.

 

Existe un sistema de RED de cajeros automáticos a nivel nacional, que ofrece la posibilidad de utilizar cualquiera de ellos, independientemente del banco donde se tenga la cuenta bancaria. Casi todos los bancos están afiliados a este sistema de RED, algunos de ellos le permiten disponer de dinero en toda la República Mexicana y otros a nivel internacional.

 

Consulte con su banco.

 

Cobro de comisiones

 

El cobro de comisiones varía de un banco a otro. Si usted acude al cajero del banco emisor de la tarjeta, su retiro estará exento de cobro de comisiones hasta cierto límite de transacciones, que se contabilizan cada mes, generalmente.

 

Consulte con su banco los lineamientos sobre el cobro de comisiones por disposición de dinero en los cajeros automáticos, ya que cada institución tiene sus propias políticas al respecto.

 

¿Cómo es un cajero automático?

 

Un cajero automático se compone principalmente de:

 

Su estructura la compone un gabinete exterior de lámina de acero de características y terminado de uso rudo para su instalación en el interior de un edificio o cubículo destinado para este fin. Cuenta con una caja fuerte para el resguardo del efectivo que reciben y del que entregan, a la vez que está protegida con cerraduras de alta seguridad y con llaves únicas.

 

La seguridad que los cajeros automáticos ofrecen a los bancos para el manejo del dinero y de las operaciones que en él se realizan, se da gracias a la alta tecnología que utilizan, contando con sistemas de monitoreo del funcionamiento de cada cajero, sistemas de reporte de fallas, alarma de fallas, sistemas de seguridad remota automática y acceso remoto a los cajeros desde las oficinas centrales del banco, o desde el lugar que se tenga designado para el control y monitoreo de los cajeros automáticos.

 

La mayoría de los bancos tienen instalados dos tipos de cajeros automáticos:

  1. Tipo lobby. Para ubicación tipo lobby en el interior de oficinas o centros comerciales.
  2. Tipo empotrable. Para oficinas que pertenecen al propio banco.